Imprimir
как создать сайт на Joomla 3

MotivacionMi Motivación el Deporte

El deporte requiere constancia, esfuerzo y continuidad. Sin embargo no siempre se está motivado para ponerte la equipación y salir al terreno a practicarlo. Es en esos momentos cuando hace falta una buena motivación que nos empuje adelante y nos anime a practicar deporte.

Entrenadores

Ser entrenador demanda no sólo los aspectos técnicos sino también el desarrollo de la confianza de los jugadores. Los jugadores pueden afrontar la competencia y la vida con la mayor cantidad de recursos y de convicciones, tomar decisiones, manejarse en contextos adversos, tolerar el fracaso, comprender situaciones, aceptar que un compañero o un árbitro se equivoque, crear sueños y luchar por ellos. Es difícil encontrar un entrenador que no crea que recibió dones sobrenaturales para que con su sentido común comprenda acabadamente todo lo referido a lo mental.

El entrenador debe saber escuchar y permitir que los jugadores manifiesten sus emociones y sus convicciones. De esta manera, el jugador acomoda los distintos recursos que tiene en su interior. Al expresarse y experimentar que sus sentimientos son comprendidos y tolerados, puede ver lo que está pasando por su mente y trabajar para desarrollar la confianza que necesita.

El jugador está dentro de un equipo pero toma decisiones solo y debe aprender a tener la madurez y la autonomía para desarrollar esa habilidad. Por esta razón, es bueno que cada jugador tenga cierto grado de ensimismamiento, que implica no estar tan pendiente de los demás.

Los equipos son un grupo de mentes que tienen la capacidad y la confianza para trabajar de manera coordinada hacia una visión común.Sin embargo, a nivel mental no hay una mente de equipo, aunque el resultado sea conjunto, el rendimiento mental siempre es individual.

El entrenador que critica o insulta a sus jugadores demuestra que su desesperación lo tiene fuera de control. Los comentarios críticos durante el encuentro son contraproducentes. Sólo sirven para que el entrenador descargue su temor. Son máximamente inútiles cuando estos comentarios son generales, como por ejemplo pedir tranquilidad, o correcciones técnicas volcadas a todo el equipo.

El jugador puede tener una predisposición a aceptar las críticas del entrenador para construir un juego mejor, pero si el jugador no está listo para un alto nivel de crítica, los comentarios terminan siendo contraproducentes. No se puede pretender que un jugador tenga la confianza de un adulto si se lo trata como un niño.

Los estados anímicos como la atención, la concentración no se pueden pedir, se deben trabajar. Los jugadores están concentrados, atentos y animados tanto como confianza tengan.

No se debe tratar de que desaparezcan notas propias de la naturaleza humana, como por ejemplo que todos quieran comunicarse o que las mujeres conversen mucho entre ellas mismas. Esas notas hay que incorporarlas dentro de la dinámica del equipo porque tratar de cambiarlas es una perdida de tiempo y un esfuerzo totalmente estéril.

No se debe confundir el estado de jolgorio de un equipo con el entusiasmo propio de un equipo que tiene un buen nivel de confianza. Pretender disciplinar al equipo eliminando su entusiasmo es contraproducente y es propio de entrenadores o técnicos que no tienen mucha confianza ni en sí mismos ni en sus jugadores.

El jugador no perdona que el entrenador no tenga confianza en ellos. Esto no quiere decir que se tenga que pensar que está haciendo bien lo que está haciendo mal, pero si, el jugador tiene que sentir que se cree en su potencial de superación.

Un entrenador que está retando todo el tiempo a sus jugadores no sabe como construir confianza. Los entrenadores debieran identificar su nivel de confianza con el equipo. Los jugadores no tienen que hacer todo los que el entrenador les dice, si deben considerarlo pero no necesariamente hacerlo sino hasta que estén convencidos de que es lo mejor a realizar en el juego. El entrenador debe transmitirles que no lo deben obedecer sino considerar, a menos control mas confianza.

Guardar

русский бизнес